Escultora y dibujante argentina, nacida en Junín, provincia de Buenos Aires, radicada en Mar del Plata desde muy corta edad. Profesora de Artes Visuales y Técnico Ceramista, realizó numerosos cursos de perfeccionamiento artístico y docente en el país y en el exterior, España, Italia, Grecia, Alemania, Bélgica, Brasil y Uruguay en 1980, 1982, 1997, 1998 y 2001........(lee mas sobre esta artisSe perfeccionó en el taller del maestro Hidelberg Ferrino desde 1975 hasta 1997, trabajando en común obras monumentales y menores. Realizó numerosos cursos y seminarios de arte y ciencias de la educación en distintos puntos del país . Participó en encuentros provinciales y nacionales de Muralistas, recibiendo distinciones. Participó en numerosas exposiciones de cerámica , dibujo y escultura en la ciudad e interior , inclusive en los "Panoramas de Arte Marplatense" organizado por el Museo de Arte "Juan Carlos Castagnino" de Mar del Plata, Casa de Moneda, Buenos Aires, Salón de Tucumán, etc. Creó el Taller de Arte "Ferrino" y el Taller de Arte Infantil “Caracol”, los cuales dirige actualmente y desde sus comienzos. Creadora del " Plan Educativo de Escultura 2000 para Ciegos y Am-bliopes" actualmente en funciones. Organizó numerosas exposiciones de escultura y dibujo individuales y colectivas. Realiza intensas actividades culturales, docentes y artísticas. Posee obras en sitios públicos y en colecciones privadas.

martes, 28 de diciembre de 2010

La pareidolia .

Derivada etimológicamente del griego eidolon: ‘figura’ o ‘imagen’ y el prefijo par: ‘junto a’ o ‘adjunta’, es un fenómeno psicológico consistente en que un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible. Una explicación de este fenómeno conforme al funcionamiento del cerebro, es descrito por Jeff Hawkins en su teoría de memoria-predicción.
El carácter aparentemente sagrado de determinados sitios arqueológicos, podría ser explicado en parte, con: el fenómeno psicológico conocido como hierofanía, generalmente asociado a las experiencias religiosas.
El fenómeno psicológico conocido como pareidolia —perceptivo, no necesariamente patológico— utilizado en la exploración psicológica (test de Rorschach).

Las sombras de esta montaña en Marte las hacen parecer un rostro humano.



Ejemplos comunes de la pareidolia son: visión de animales o rostros u objetos en la forma de las nubes (este es precioso).
Visión de rostros en las cimas de algunos cerros pedregosos, en la parte delantera o trasera de un vehiculo, en los aparatos, edificos, humo, pavimento, rocas, objetos.



No es esto una carita triste y la otra una sorprendida?



También se da en la audición de mensajes reconocibles en grabaciones en idiomas desconocidos o reproducidas al revés. Avistamientos de ovnis, críptidos, fantasmas u otros fenómenos paranormales. Numerosas figuras religiosas o simplemente humanoides en objetos astronómicos como la Luna, la Nebulosa del Águila.
Imágenes religiosas en objetos cotidianos (árboles, piedras, etc.). Imágenes en el humo de los atentados del 11 de septiembre de 2001

Imágenes de rostros y siluetas humanas en el iris de los ojos pintados de la Virgen de Guadalupe. Una silueta del papa Juan Pablo II en una hoguera en Polonia.



«El término pareidolia, actualmente en desuso, es el que mejor designa las alteraciones perceptivas en las que, a partir de un campo real de percepción escasamente estructurado, el individuo cree percibir algo distinto, mezclando lo percibido con lo fantaseado. En este sentido es una forma de ilusión o percepción engañosa que se diferencia claramente de las alucinaciones, seudoalucinaciones, alucinosis o metamorfocias».


«Frecuentemente el ser humano, al observar un objeto, una nube o una mancha, tiende de manera inconsciente, a reconocer en estos objetos con formas caóticas, patrones asimilables a objetos conocidos. Este fenómeno es conocido como pareidolia».

Diversas obras rupestres y sitios arqueológicos a través del mundo, presentan características que permiten asociarlos con el fenómeno denominado pareidolia. En ellos, accidentes del paisaje, rocas, etc, presentan formas que semejan personas, animales, etc. Parece ser un fenómeno extensivo que podría constituirse tanto en una herramienta de análisis como de contraste de obras y entornos pertenecientes a diversas culturas a través del mundo».
Y también los artistas, pintores y escultores, se valen de este fenómeno de la pareidoilia para sus obras: (ésta obra es del pintor Octavio Ocampo)


1 comentario:

Vanessa Allemany dijo...

LAS MARAVILLAS DE LA MENTE, EN GENERAL, SIEMPRE DISPUESTA A CREAR...

Seguidores